6 cosas chiquitas que te hablan montones del carácter de las personas

Muchas veces, las cosas chiquitas son las más importantes. Piensa por ejemplo en los 30 segundos que te tardas en tomarte tus medicamentos en la mañana. O el minuto que te toma saludar a alguien de manera afectiva cuando llegas a un lugar. El apretón en el hombro que alguien te da en un momento difícil. Caminar 10 minutos antes de dar por terminado el día. Son cosas chiquitas, pero que hacen diferencias enormes.

Pues eso mismo pasa en casi todas las áreas de la vida. Y en las relaciones personales no es la excepción, hay cosas pequeñitas que son las que van generando grandes resentimientos y rompiendo las relaciones.

Esa es la cosa. No todos piensan en las cosas pequeñas, y por eso se vuelven tan importantes.

No siempre lo obvio y lo grande es lo más importante. Pero las personas estamos muy conscientes de cómo nos ven los otros, y cuidamos ciertas cosas. El secreto está en también observar estas 6 cosas chiquitas que te dicen mucho de los demás.

Cómo reaccionan cuando su ego está amenazado

Es muy difícil mantener vigilado nuestro ego. Y las personas de ego frágil se alteran fácilmente. Tienen muchos desencadenantes. Cuando pelean, casi siempre son los más escandalosos, y no hay manera de ganarles. Siempre tienen la razón. Si sienten que les estás ganando de alguna manera, levantan aún más la voz o usan estrategias más agresivas o tratan de voltear la situación.

Si estás en una relación con alguien de ego frágil, tienes que poner mucha atención a las palabras que usas porque todo puede sacarlos de balance, haciendo que se enojen o se sientan heridos. Y lo que pasa detrás de eso, es que las personas de ego frágil tiene poca autoestima y no confían en sus capacidades.

Probablemente, estas personas tengan poca capacidad para auto evaluarse y la manera en la que se ven a sí mismos depende mucho de las opiniones de los demás, y eso hace que sientan críticas en cada opinión que reciben.

Cómo tratan a las personas de las que no pueden obtener nada

Prácticamente todo lo que hacemos tiene una razón detrás. Tal vez te ha pasado que alguien empieza a portarse lindo contigo y de inmediato te preguntas qué te va a pedir. Es normal, es algo humano. Cuando queremos algo, cambia nuestro comportamiento, consciente o inconscientemente. Por eso, si ves cómo alguien trata a otra persona de la que va a obtener algo no te dice nada de su carácter.

Pero puedes aprender mucho de una persona, si son buenos o no, cuando tratan a alguien de quien no pueden obtener absolutamente nada.

¿Tratan a perfectos desconocidos de manera respetuosa? ¿Cómo es su tono al hablar con meseros o garroteros? Y no sólo hablo de lo que dicen, sino de cómo lo dicen.

Si alguien trata muy bien y con mucho respeto a su jefe, pero le falta al respeto a sus subalternos, lo más probable es que no sea una persona respetuosa.

Cómo manejan sus responsabilidades

Hay gente super linda y simpática hasta que tienen que hacerse responsables de algo.

Pídeles algo que los incomode un poquito y entonces verás quiénes son en realidad. Se van a quejar y van a traer a colación porqué no están en un buen momento para hacerte un favor.

Pero cuando todo es risa y diversión, y son cosas casuales, siempre están ahí para ti.

Por otro lado, hay personas que son lo contrario. Se ponen a la altura cuando les das responsabilidades. Están dispuestas a ir un paso más allá para cuidar de ti o de su relación contigo. Estas son las personas con las que puedes construir relaciones a largo plazo.

Cómo responden a los momentos difíciles

Hay una frase por ahí que dice que las personas muestran su verdadero color en los momentos difíciles.

Todos podemos estar bien cuando las cosas van bien, ¿cierto? Pero cuando las cosas se ponen difíciles, es cuando vemos otro tipo de características en las personas que nos rodean.

Por ejemplo, una relación romántica… todo va viento en popa, y la vida de los dos es estable y pasan muy buenos momentos juntos. Pueden salir y pasear, ir de vacaciones, quedarse a ver montones de series o películas y pasarla increíble. Pero qué pasa cuando se pone difícil, y uno (o ambos) pierden su estatus económico, o tienen problemas de salud. La manera en la que reaccionen va a decir mucho del amor que se tienen.

Observa a las personas cuando las cosas se mueven de lugar. ¿De pronto cambian y parece que se transformaron en alguien más? ¿O pueden ponerse a la altura de las circunstancias y remontar el vuelo? Esta es una verdadera prueba de carácter.

Cómo se portan cuando necesitan algo de ti

La manera en la que alguien se porta cuando necesita algo de ti y cuando no, dice mucho sobre el tipo de persona que es.

Si alguien solo se porta lindo y amistoso contigo cuando quiere algo, ten cuidado. Y más importante todavía, cómo se portan cuando les dices que NO.

Su respuesta dice mucho de su nivel de madurez emocional. Y además, qué tan importante eres para esa persona.

Las personas egocéntricas, que sólo les importa lo que pueden obtener de ti, probablemente se puedan ofender o ponerse muy sensibles contigo cuando les pones un límite.

Cómo actúan frente a alguien por quien se sienten atraídos

La manera en la que alguien cambia su comportamiento cuando encuentran a alguien atractivo te habla de su nivel de madurez.

Por ejemplo, un hombre que se vuelve extremadamente atento y amigable frente a una mujer hermosa. Sin saberlo, pueden presentarse como necesitados de atención. Y no sólo es una cosa de hombres. Algunas mujeres también se pierden un poco frente a un hombre guapo. De pronto tienen una sonrisa enorme, se portan muy lindas y concuerdan con todo lo que les dicen. Y no es cosa de preferencia sexual, podemos usar este ejemplo también entre 2 hombres o 2 mujeres.

Ahora, no me malinterpretes, no hay nada malo en tratar de presentarte de una buena manera frente a alguien que te gusta.

Sin embargo, si una persona tiene demasiada influencia sobre otra sólo por ser atractiva, y se vuelve adulador, o trata de impresionar y presumir… le falta madurar un poco.

Para terminar

Las cosas chiquitas importan precisamente porque son chiquitas. No es que podamos definir a una persona por estos 6 ejemplos. Los seres humanos somos sociales, y cada uno de nosotros tenemos una historia.

Lo importante es que puedas ver las cosas sutiles y leer más allá de la fachada de los demás, que te intereses lo suficiente para conocerlos a fondo y puedas escoger más conscientemente a las personas de las que te rodeas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s